Baix Llobregat

Un 40% más que llamaron al 016

  • Actualizado:
  • Creado:

GEMMA BADIA. Secretaria de Políticas Feministas del PSC Baix Llobregat

A estas alturas de la lucha contra la violencia machista, y un mes después de celebrar el 8 de marzo, Día Internacional por los derechos de las mujeres, las políticas feministas siguen avanzando, aunque a velocidad lenta para lo que nos gustaría a las mujeres y los hombres feministas, pero consiguiendo logros imprescindibles en herramientas de información y ayuda a las víctimas para acabar con los maltratos machistas.

Y es que éste ha sido siempre un camino difícil, una violencia diaria sobre una víctima con la capacidad emocional, moral y psicológica mermadas, que muchas veces no se atreve siquiera a reconocer que la sufre, resignándose e, incluso, justificándola.

Y lo triste es que las “herramientas de apoyo” de las que disponemos en las instituciones: abogadas, psicólogas, asesoras, policía, grupos de ayuda, se nos quedan cortas, ya que de nada sirven si no se da ese primer paso, el de pedir ayuda llamando al 061 o a los servicios de atención a la mujer.

Pero como diría el refrán, “Nunca es tarde si la dicha es buena”, o en este caso “cualquier vía es útil si el resultado es efectivo”. Hace unos 15 días se anunciaba de manera sensacionalista la próxima emisión de un programa de televisión que se ajustaba a la fórmula rosa: una famosa como centro de la tormenta, su divorcio, problemas con los hijos, algo de secretismo y el colmo de esa expectativa que fomenta la curiosidad morbosa por la vida ajena.

Pero llega el día (me ahorro la descripción del formato) y descubrimos el amargo y dramático relato de una protagonista frágil pero dura, que golpea directamente al espectador y sobre todo a la espectadora, para ponerles la piel de gallina y quitar alguna que otra sábana de encima del espejo. ¡Bien!

Y es que el Docudrama de Rocío Carrasco, en su primer capítulo generó un incremento del 40% en las llamadas al 016 de atención a la víctima, y un 1.400% más en las consultas a través del Whatsapp 600 000 016. Repito: ¡Bien!

Cualquiera de las campañas y acciones institucionales buscan precisamente este resultado: visibilizar, concienciar y animar a denunciar para poner freno al maltrato… y llegar, sobre todo, al máximo número de mujeres víctimas de violencia machista.

Así pues, gracias a esta mujer valiente por su testimonio y por ayudar a todas las que se decidieron a llamar al 016, que fueron muchas. Demasiadas. Pero seguramente deberían ser más.